Gisella Cattaneo: Somos un aporte importante en los Estados Unidos

El acento peruano no lo ha perdido. No desvirtúa sus raíces con todo y que se considera una hispana realizada que disfruta actualmente del sueño americano. Así se muestra, sencilla, una comunicadora de nombre Gisella Cattaneo, en quien consigues esas ganas de trabajar a diario para alcanzar mejores frutos como inmigrante.

Su ímpetu por servir y cada día ser la motivación de las hispanas que recién llegan a los Estados Unidos, ha sido la base para que hoy, junto a su familia, pueda ver cumplida su meta en una tierra, que aunque no es la suya, la siente como propia por las grandes oportunidades que le ha brindado.

Con la espontaneidad que la caracteriza, nos abrió la puerta de su corazón, para contarnos su inspiradora historia y así reafirmar que nosotras “somos un aporte importante en este país”.

ENTREVISTA EN VIDEO

ENTREVISTA EN AUDIO

¿Qué te trajo a los Estados Unidos?

La situación de mi país. Durante los años 90 pasamos una crisis muy fuerte de terrorismo e inseguridad, tenía un buen trabajo, mi esposo también, pero lamentablemente la inseguridad hizo que saliéramos de Perú. Lo que queríamos también era darle la oportunidad a mi hijo mayor de mejores estudios y oportunidades. Entonces tuve la fortuna de tener visa para venir a los EEUU como turista, aprovechando que mi mami fue la primera que se vino y además tenía unos hermanos, por eso, junto a mi esposo, nos aventuramos. Yo lo que tomé fue vacaciones, sin pensar en algún momento que me iba a quedar, y como la hermana de mi esposo es ciudadana americana apenas llegamos, en 1999, me dijo si deseas quedarte déjame hacerte una petición, así que logramos meter los papeles a tiempo para la residencia.

En aquella época éramos tres y ahora cinco, y es ahorita cuando estoy disfrutando el sueño americano con mi familia, porque a veces la gente cree que al llegar todo pinta maravilloso y se logra de inmediato el sueño americano, pero en realidad hay mucho trabajo de por medio para lograrlo, y no es imposible.

¿Cómo viviste el proceso de emigrar de Perú, tu tierra y de adaptarte a esta cultura americana?

Al principio nos costó el idioma. Mi esposo es economista de carrera, cosa que aquí no podía ejercer, también trabajó en Perú como supervisor de ventas, pero por el idioma aquí le costó, yo tenía la noción del idioma por el colegio, eso me ayudó a defenderme aunque aquí se usa mucho el modismo, entonces la gente habla muy rápido y una cosa es tener la gramática y lo básico, pero al llegar aquí en esa época, cuando Georgia no era tan latina como ahora, me costó un poco el hecho de salir adelante. Aunque esto fue una prueba de que tanta persistencia puedas tener, dedicación, y el talento también, que a veces uno lo tiene y no te das cuenta y te encuentras con gente que te puede motivar y hace que aflore tu talento.

He tenido la fortuna de contar con el apoyo de mi familia, de mi esposo con quien he durado mucho tiempo, nos hemos caído y levantado.  Ha sido una constante motivarnos todos para salir adelante.

¿De qué manera tus habilidades de comunicación te permitieron abrirte camino profesional en los EEUU?

Bueno a mí me gusta trabajar, y siempre, al mismo tiempo, trabajaba y estudiaba en Perú. Estudié Comunicaciones y Mercadeo, trabajé en una agencia de publicidad, yo soy de muchas relaciones, a mi me encanta conversar con la gente. Y eso me ayudó mucho acá.

En principio conocí a un amigo de la familia peruano que tenía una compañía grande en una zona súper reconocida en Atlanta, le organicé y manejé por un tiempo la parte administrativa. Posteriormente, uno de mis tíos era gerente de distribución del periódico Mundo Hispánico y poco a poco lo ayudé en ello en varios puntos donde no llegaba el periódico. Después de ello me ofrecieron trabajar en ventas, lo hice por dos años allí, y de ahí en adelante conocí mucha gente, por lo que también trabajé con empresas de bienes raíces y después haciendo eventos y logística.

He tratado de evolucionar siempre. Lo que me gusta es que aquí en Atlanta todos nos conocemos y la idea es que nos apoyemos.

¿Cuáles fueron algunos de los retos que tuviste que superar como inmigrante hispana?

El idioma, a pesar que venía con una base en inglés, no es lo mismo tener gramática y fonética. Así como el contacto con la gente en el caso de ventas, lo fui superando. Ahora me defiendo bastante bien, tengo muchos clientes que son americanos, y yo creo que igual mi acento no lo voy a perder porque soy latina.

Hay tanto talento como hispanos, por eso debemos tratar de ser inspiración para otras personas, que llegan para salir adelante.

Como bien sabes, siguen llegando hispanas a ese país, ¿Cómo ves a esas chicas que están llegando ahora?

Hay que recibirlas con los brazos abiertos, para que sientan que lograrán lo que quieran, pero siempre soñando con la mejora de nuestros países, para regresar en algún momento y llevar todo lo que se aprende en este país, con más experiencia y ser el legado que le dejemos a nuestros hijos. Así que creo que quienes estamos aquí que tenemos tiempo, debemos ser inspiradores y unidos, para ser el ejemplo de las que están llegando.

¿Cuáles crees son los errores más comunes que cometemos las mujeres que estamos en la búsqueda de nuestros sueños?

A veces creo que es la falta de información. Tenemos idea de lo que queremos hacer y nos frustramos porque no lo estamos haciendo en el proceso rápido y tiramos la toalla fácilmente. Hay mucho recurso con tanta tecnología y redes sociales. Por eso debemos preguntar, porque ¿qué es lo peor que te pueda pasar?

Como bien sabes, emigrar implica tener nuevas amistades y llegar a un lugar desconocido, ¿Qué nos recomiendas para enfrentar esos miedos?

Aquí por ejemplo hay organizaciones que tienen clubes, yo menciono una por ejemplo, que es la Asociación Latinoamericana o las Iglesias, donde te pueden ayudar. Uno no puede cerrarse a la posibilidad de conocer gente. Creo que todos tenemos algo que aportar, de los países que vengamos. La idea es tratar de relacionarnos y no aislarnos.

¿En qué momento te diste cuenta que eras una Hispana Realizada?

Desde el momento que logro ser la inspiración para mis hijos, para mi casa, para mi familia, para mi esposo. Es un proceso largo, pero mis hijos siempre han sido la inspiración de todo. A veces no es lo laboral ni lo económico, lo que te hace sentir realizada, sino a qué tanta gente impactas con lo que haces.

Soy una persona muy espiritual y pienso que Dios nos pone gente en el camino para ser inspiración, aunque sea poquito. Por eso el trabajo que hemos hecho mi esposo y yo con nuestros hijos es darles valores, porque a la final es para que salgan adelante.

¿En qué áreas profesionales te gustaría seguir creciendo?

Me encanta la producción y todo lo que esté relacionado con marketing porque eso me apasiona, el hecho de ayudar a una persona a crecer dentro de su compañía, me encanta. Hay muchas herramientas para hacerlo.

Si pudieras retroceder el tiempo y tuvieras que salir nuevamente de Perú, ¿Qué cambiarías?

No cambiaría nada, porque he disfrutado mucho durante este tiempo, he llorado mucho también, pero tengo unos hijos espectaculares, un marido que me adora, tenemos 31 años juntos, tengo a unos amigos que no cambiaría por nada en el mundo, aunque añoro a los que tengo en Perú, pero el hecho de tenerlos en Facebook, para mi es lo máximo.

¿Cómo te ves personal y profesionalmente en 5 años?

Yo me veo todavía trabajando dentro del medio (risas), porque quiero tener mi retiro de mochila, viajando por el mundo de mochilera, ese es mi sueño, es algo que mi esposo sabe. Por eso debo trabajar lo más que pueda para lograr esto que quiero. Mis hijos van a estar cada uno con sus familias y yo ser la abuela chocha de traerles detalles.

¿Qué satisfacciones ha servido el haber traído a tu vida el servir a la comunidad como voluntaria?

Haber trabajado a una organización que sirve a la comunidad para mí ha sido lo más gratificante que he tenido en los EEUU. A mi me encanta ser voluntaria en muchas cosas, para eso me van a encontrar dispuesta, en todo sentido.

Cuando tú ves la sociedad, las carencias, allí es donde uno valora más lo que tiene. Allí es donde uno dice perdóname Señor por haber renegado de tal o cual cosa. Todos deberíamos en algún momento ayudar en algo, en llevar regalitos a los niños en Navidad, por ejemplo.

El solo hecho de servir es gratificante. Eso es lo que más me ha impactado y lo sigo haciendo, y a mis hijos los trato de involucrar.

Para conocerte mejor, responde en breve…

¿Redes sociales o medios convencionales?

Los dos. La redes ayudan a promover o pasar la información, conectarnos con gente de afuera y motivar. Y si hablamos de medios convencionales, como el teléfono, a mi me encanta hablar, así que es una conexión.

¿Cuál es la estrategia infalible para vender?

Conocer del producto, saber cuál es la misión del mismo, que te guste y el servicio al cliente, esto es fundamental.

De no haber sido comunicadora, ¿Qué habrías sido?

Pintora… escultora… me encanta pintar, me relaja muchísimo, no importa la hora, a veces me pongo a pintar mandalas que me encantan.

Algo más que te gustaría agregar

Darte las gracias por esta oportunidad, espero haber sido una semillita de colaboración, una inspiración hispana, de verdad gracias, para mí es un privilegio decirle a tus seguidoras que uno tiene la oportunidad de conocer mucha gente y saber diferenciar lo que es correcto y lo que no, si tienes una idea nunca la des por tirada, trata de contársela a la persona que creas es la correcta para que no sea una traba sino una inspiración.

Tratar de motivarnos unos a otros para salir adelante, es lo primordial en este país. Nosotros somos un aporte en este país, hay mucha gente que nos valora, por eso nunca bajen la cabeza, siempre con la frente en alto.

¡Únete a nuestra comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook para conectarte y relacionarte con otras hispanas en los Estados Unidos! Haz clic aquí para solicitar acceso a nuestro grupo privado de Facebook.

ACERCA DE MARCELA

Tras una experiencia de más de 30 años como empresaria, Marcela Reyes es hoy una poderosa coach, mentora y conferencista de renombre internacional cuya pasión es ayudar a las mujeres hispanas a tener éxito en los Estados Unidos. Marcela es la fundadora y directora ejecutiva de HispanaRealizada.com, la comunidad virtual dedicada a inspirar, empoderar e incentivar a las inmigrantes hispanas a entrar en acción para que realicen sus sueños a través de desarrollo personal, profesional y empresarial. Clic aquí para conocer más sobre Marcela.