Stephanie Carvajalino: Transformar la educación para una mejor sociedad

Muchas son las historias de emprendimiento que vemos a diario y más como inmigrantes; pero  en particular, la que hoy les voy a compartir tiene ese toque especial y de gran entusiasmo. Se trata de una paisana que pese a su cortísima edad ha empezado a recibir los frutos de su perseverancia.

Stephanie Carvajalino, junto a sus dos hermanas, Karen y Daniela, son ese ejemplo de jovencitas exitosas,  con una vida inspiradora y con una aguda visión de emprendimiento que ha dado mucho de qué hablar por todo lo bueno sembrado, y hasta ahora cosechado.

Estas colombianas de nacimiento, comenzaron su propio negocio de fabricar y vender chocolates cuando apenas eran niñas, entre los 7 a 9 años de edad. En la actualidad ayudan a cientos de personas a que descubran sus habilidades de negocios y establezcan el que más les convenga.

Son motivadoras, conferencias y confían en que la educación es la clave del crecimiento de todos los aspectos importantes de la vida. Creen que si brindan a las personas una educación productiva y transforman su manera de pensar, habrá mayor impacto económico en la sociedad.

Para conocer más de esta maravillosa experiencia, conversamos con Stephanie, quien nos comparte todo lo que ha vivido como inmigrante, junto a sus hermanas, para así ser parte de esta Inspiración Hispana.

ENTREVISTA EN VIDEO

ENTREVISTA EN AUDIO

¿Quiénes son las hermanas Carvajalino?

Es una historia un poco larga, pero yo diría que somos tres hermanas obsesionadas por cambiar el estilo de educación por una educación productiva, la cual ofrezca herramientas que las personas puedan utilizar para generar nuevos ingresos  y crecer en su vida personal y profesional.

¿Las tres viven en Estados Unidos, o solamente tú?

Por ahora sólo yo estoy viviendo en Estados Unidos, pero Karen y Daniela vivieron en una época, la de la Universidad.

¿Cómo llegaste? ¿Qué haces actualmente?

Karen llegó primero a estudiar a Georgia un curso de inglés, y allí conoció a la persona encargada de las admisiones en Kennesaw State University, y fue donde le contó toda nuestra historia, lo que hacíamos, nuestra visión, todo lo relacionado a las conferencias, y a esa persona le pareció súper interesante, por lo que le otorgó una beca. Entonces Karen estudio con esa ayuda en Kennesaw, después fue Daniela a estudiar con la misma beca  y luego yo. Es así como llegamos desde Colombia.

¿Cómo empezaron a surfear las olas del comercio y de los negocios?

Para resumir, nosotras empezamos, cuando yo tenía 6 años, Karen 7 y Daniela 8 años de edad, con la empresa de chocolates, vendiendo puerta a puerta en nuestro edificio, y poco a poco nos fuimos expandiendo a nuestro colegio, en la cafetería como tal, luego en las cafeterías de los colegios de mis amigos, de los negocios de los amigos de mis papás, y así a diferentes ciudades fue como creció la empresa.

En todo este camino también empezó nuestra vida como conferencistas, dictamos nuestra primera conferencia cuando teníamos 7, 8 y 9 años, y me da mucha risa, porque justamente vi esos videos y aún, a tan corta edad, hablábamos cosas con sentido.

Hasta entonces hemos estado en más de 10 países como China, Israel, Dubái, EEUU, Panamá y en casi todos los de Latinoamérica. Escribimos nuestro libro en el 2009, el segundo en el 2016, y ahora lo último que hacemos es nuestro bebé que es Biz Nation, nuestra plataforma en línea.

Así que todo empezó hace 16 años, con ese juego a ser empresarias y se convirtió en un estilo de vida.

Cuando llegaron a este país, ¿qué obstáculos tuvieron que superar?

Yo pienso que un obstáculo desde que fuimos creciendo, pero se vio un poco más reforzado cuando llegamos a EEUU, fue el hecho de ser latinas, mujeres y jóvenes. Entonces teníamos todas las plagas juntas –como quien dice- pero honestamente nunca lo vimos como obstáculo, las otras personas si lo veían así y nos lo decían. Pienso que siempre fue nuestra mayor fortaleza y lo que nos ha llevado hasta donde hemos podido estar. Lo usamos a nuestro favor.

¿Cuál es el secreto para convertirse en expertas a tan temprana edad? 

Empezar temprano te da muchas oportunidades para ganar esa experiencia. Cuando una persona es joven tiene la oportunidad de ahorrar mucho tiempo, además de que es una ventaja demasiado grande porque te ayuda a ser más libre al momento de cometer los errores, porque no tienes muchas responsabilidades. Y eso te ayuda a ganar más experiencia.

Siempre he dicho que uno puede estudiar mucho, leer mucho, pero al momento de ponerte en acción es cuando verdaderamente empiezas a aprender todas las cosas que nadie te dijo. Entonces esa libertad de errar, aprender y volver a empezar, pienso que ayuda mucho, y combinado con la tecnología hoy en día mucho más.

¿Por qué se empeñan tanto en la educación desde la plataforma de Biz Nation? y cuéntanos ¿de qué se trata?

Es una plataforma en línea de educación mundial. Nos enfocamos en tres aspectos. El primero es emprendimiento, la educación financiera y el desarrollo de habilidades tecnológicas, es decir, les ofrecemos estos recursos en los que las personas pueden aprender los tres ámbitos.

No son cursos largos de seis meses, son cursos en los que puedes ver, aprender y aplicar de manera inmediata, ya sea en la empresa, en tu trabajo o para conseguir un nuevo empleo.

Nos enfocamos tanto en esta parte de la educación, porque estamos convencidas que es la mejor manera de transformar una sociedad; si nosotras podemos cambiar la mentalidad y combinarla con educación, podemos ver un cambio en el desarrollo, no únicamente económico sino también social.

El problema es que es muy poco el porcentaje de personas que tienen acceso a esta calidad de educación, por eso es que estamos enfocadas, y la tecnología ha sido una ayuda grandísima, para poder hacer esa educación más accesible desde cualquier parte del mundo, porque además es un derecho.

Pero la educación hoy en día no avanza a los niveles y a los pasos que avanza la tecnología, la economía, que avanza el mundo, entonces dijimos necesitamos ponernos a la par de esta carrera para poder ser exitosos.

¿De qué manera haber estudiado acá contribuyó al éxito que tienen hoy día?

100%. Demasiado. La calidad de la educación en Estados Unidos se basa a que además de estudiar en una universidad, todo el mundo trabaja, todo el mundo está haciendo algo extra. Es decir, mientras estudias también estás adquiriendo experiencia, no únicamente en el ámbito laboral, sino de liderazgo, de comunicación con otras personas, de compartir con otras culturas, otro idioma, de desarrollar potencial extra sin limitarse simplemente los estudios.

A nosotras la universidad nos ayudó mucho cuando fuimos invitadas a hablar en las Naciones Unidas, eso nos ha dado reconocimientos por la labor humanitaria internacional que hemos tenido. Por eso amo demasiado mi academia de estudios, por el desarrollo personal  y profesional.

¿Te retaban a sacar lo mejor de ti?

Sí, porque además me metí en un club de honor, estuve en el club de ventas, en el de estudiantes internacionales. Yo tenía tres trabajos y pienso que le saqué el jugo a la universidad de muy buena manera. Pienso que si una persona va a la universidad únicamente a estudiar, está perdiendo su tiempo y dinero.

¿Cómo alientas a los jóvenes a crear ideas innovadoras?

Como estamos en una época de la información y la globalización, tenemos una ventaja que de pronto antes las personas no tenían. Es una ventaja de crear, innovar inmediatamente.

Las mejores ideas nacen de las crisis, cuando te preguntas qué puedo mejorar de algo que ya existe, de algún producto, para darle un valor agregado.

Y como dije, ser joven te da la plataforma de actuar, errar, y volver hacerlo, sin muchas responsabilidades que nosotras vamos teniendo a medida que vamos creciendo.

Hablemos del futuro de las tres. ¿A dónde piensas que las lleva el destino?

Yo pienso que esto apenas comienza. Estamos creciendo mucho, haciendo convenios con el Gobierno, con instituciones educativas, para transformar este tipo de educación para hacer entrenamientos con los profesores y que vayan acorde con esta nueva generación de niños que nacen con la información y la tecnología.

Venimos desarrollando esta metodología desde hace muchos años, para incrementar los niveles de aprendizaje en los estudiantes.

¿Qué parte de tu vida piensas pueda ser inspiradora para las hispanas inmigrantes?

Hay dos cosas, la primera es la perseverancia. Cuando uno cuenta la historia todo parece fácil, espectacular, y no es así. Hay muchos “no” en tu camino, hay muchas puertas que se cierran y otras que se abren. Por eso ser perseverantes es fundamental.

La segunda es cambiar la mentalidad. Pienso que por el hecho de ser mujeres,  jóvenes y latinas, ha habido muchos comentarios, y se nos cierran las posibilidades. Y eso debemos cambiarlo. Porque realmente depende de lo que puedas dar.

¿Qué pueden hacer los padres de jóvenes o de niños para poder crear esa visión de emprendimiento, como la que llevan ustedes tres?

Nosotras no seríamos nada de lo que somos hoy sin nuestros papás, por eso creamos un libro que se llama ‘Padres y entrenadores al mismo tiempo’. Porque ellos nos motivaron.

Por eso los niños actualmente necesitan padres que les digan “¡tú sí puedes hacerlo!”, “¿por qué no haces esto?”. Y en relación a las finanzas, hacerlo como un juego y no un tabú dentro del hogar. En ese proceso el niño va aprendiendo incluso qué significa ahorrar e invertir.

Yo crecí jugando a ser emprendedora, y así como muchos niños saben de videojuegos, yo aprendí qué era un ingreso, un egreso, la materia prima, y así sucesivamente. Entonces pienso que todo papá que haya pagado al menos una factura en su vida, tiene la capacidad de enseñarle a su hijo e inducirlo en ese mundo de las finanzas, del emprendimiento.

¿En qué se centra el mensaje que ustedes imparten en sus conferencias?

En empoderar a las personas a cambiar la mentalidad por una de emprendedora, para tomar riesgos, en ser líderes. Todas estas cosas que convierten a un emprendedor y poner en acción todas esas metas que tienen en un momento determinado.

¿Cómo es trabajar en familia?

Es esa típica relación amor-odio, que tienen todos los hermanos. Es una locura. Hay veces que queremos ahorcarnos todas, pero al mismo tiempo ha sido muy divertido porque nos ha dado la oportunidad de compartir muchos momentos y somos demasiado unidas. Hemos aprendido a dividir la parte personal de la laboral. Ha sido chévere porque la empresa nos ha ayudado a solucionar nuestros problemas de familia.

Un último mensaje que quieras dar…

Me encanta este tipo de escenarios, porque además nosotras estamos muy de la mano con el empoderamiento femenino. Estamos convencidas que si tenemos las herramientas necesarias podemos crear un impacto muy grande en la sociedad. Por eso mi mamá ha sido un ejemplo clave de lo que hemos hecho. Somos líderes, tenemos la capacidad de crear un cambio muy grande, pero debemos creer que podemos, como mujeres, hacerlo.

¡Únete a nuestra comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook para conectarte y relacionarte con otras hispanas en los Estados Unidos! Haz clic aquí para solicitar acceso a nuestro grupo privado de Facebook.

ACERCA DE MARCELA

Tras una experiencia de más de 30 años como empresaria, Marcela Reyes es hoy una poderosa coach, mentora y conferencista de renombre internacional cuya pasión es ayudar a las mujeres hispanas a tener éxito en los Estados Unidos. Marcela es la fundadora y directora ejecutiva de HispanaRealizada.com, la comunidad virtual dedicada a inspirar, empoderar e incentivar a las inmigrantes hispanas a entrar en acción para que realicen sus sueños a través de desarrollo personal, profesional y empresarial. Clic aquí para conocer más sobre Marcela.